Manuel Ángel Busto, Director General de Seresco, entrevistado en TPA

Manuel Ángel Busto, Director General de Seresco, entrevistado en TPA

Manuel Ángel Busto Riego, Director General de la compañía TIC asturiana Seresco, ha ofrecido hoy una entrevista en directo para los informativos de mediodía de la RTPA. En ella, entre otras cuestiones, analizó la actual situación económica derivada del contexto de recesión global provocada por la pandemia y profundizó en los pasos que está dando y dará su empresa de cara al futuro.

¿En qué proyectos trabaja actualmente Seresco y cuáles son sus retos para este último trimestre de 2020?

La situacion económica es de recesion y nuestra actividad está en paralelo con esa sitación.Nos encontramos en proyectos de fortalecimiento de nuestros servicios tradicionales. No hay que olvidar que estamos en una época de contención donde es muy importante que las fortalezas que tenga cada compañía se acrecienten. Tenemos que dar servicio a nuestros clientes, y nuestro principal proyecto ahora mismo es fortalecer esas relaciones con nuestros clientes actuales y los servicios que les estamos dando. En paralelo, hay que observar el futuro. La situación invita a buscar estas oportunidades de futuro, hay que pensar que la situación de crisis provoca recesión, provoca contención, pero hay que pensar también que las crisis traen oportunidades y, en ese sentido, estamos haciendo especial hincapié en temas de ciberseguridad, en temas de dar al mercado proyectos en el ámbito agrícola-ganadero, donde somos especialistas desde hace muchos años; estamos fortaleciendo nuestra plataforma de servicios de cartografía y catastro; estamos trabajando en la cadena de valor del sector agroalimentario; estamos fortaleciendo todo lo que puede rodear los servicios de outsourcing de nómina para que los empleados -nunca mejor dicho porque ahora están a distancia las empresas- puedan acceder a sus datos y gestionar sus vacaciones y gestionar su día a día...

Es una mezcla de decisiones y de acciones de fortalecer servicios actuales, porque hay que fortalecerlos y ponerlos más en valor, y, a la vez, mirar hacia el futuro porque debemos de mirar al futuro.Esta crisis pasará y hay que buscar posición para atar ese futuro.

Y además de mantener todas sus actuales líneas de actuación, ¿cuál es el principal nicho de negocio de Seresco?

Seresco tiene, por decirlo así, cinco grandes nichos tradicionales donde tenemos un gran activo que es una relación con clientes histórica, de fidelidad y de continua demanda. Pero es cierto que, en la situación actual de crisis, esa demanda está bajando. Por eso decía que hay que fortalecer esos servicios, que son el outsourcing de nómina, hacer catastros, dar servicios a la pyme, algo muy crítico en este momento porque las pymes lo están pasando mal y nosotros somos los que damos cobertura a la gestión de esas pymes con nuestras plataformas tecnológicas.

Estamos a la espera de que los proyectos de cartografía y catastro, especialmente en Sudamérica, donde hay grandes proyectos a futuro, pero que la pandemia, que además está siendo muy dura en esa zona geográfica, se estabilice un poco para que los grandes proyectos salgan y esa es nuestra estrategia.

Hoy, de forma especial y muy directa, es el tema de ciberseguridad y aplicaciones para dar al agricultor y al ganadero herramientas que les permitan gestionar sus explotaciones.

¿Cuáles son los servicios que más les están demandando ahora mismo sus clientes, en concreto esos sectores agrícola y ganadero que son con los que trabajan principalmente?

Decíamos que estábamos en recesión, pero no todas las áreas de la compañía están en recesión. Curiosamente, hay áreas que sí tienen una mayor demanda porque lo está provocando la propia crisis. Hay una demanda intensiva, que no quiere decir que sea continuada, pero sí es disruptiva y puntual, como es el equipamiento de infraestructura a todos los empleados de la compañía, porque las sociedades pretenden, ante situaciones como estas, llevarlas al teletrabajo, y eso supone cambiar infraestructura tecnológica interna y, además, que se vayan los empleados con sus portátiles. Hay una gran demanda.

Esto está provocando problemas de seguridad, lo que estamos llamando ciberseguridad. Hay una alta demanda de estos servicios. Nosotros en los últimos meses hemos integrado nuestra compañía con una compañía asturiana pequeña, pero muy especialista en temas de ciberseguridad, porque creemos que ya tenía y, ahora, con más motivo, va a tener una gran oportunidad de negocio. Ahí tenemos una gran demanda.

También, curiosamente..., curiosamente no, es una consecuencia. Nosotros estamos haciendo alrededor de 150.000-160.000 recibos de salarios al mes. Las empresas que están detrás de esos empleados, desgraciadamente, una gran mayoría, están poniendo en marcha ERTES. Eso ha supuesto un estrés, una criticidad en el servicio, pero bueno, que creo que hemos soportado considerablemente porque hemos tenido que gestionar para estas empresas esos ERTES. Eso ha sido una gran demanda. Por eso decía que, si bien es cierto que unas áreas están en recesión, otras, sin embargo, están demandando.

Es el caso también del ámbito agrario granadero donde hemos realizado este pasado sábado en Salamanca, la primera subasta online de ganado en tiempo real. Es decir, los viejos mercados donde se subasta ganado, ante una sitación de crisis, han tenido que tomar decisiones de contención y de seguridad. Hemos sustituido eso por una plataforma que permite hacer la subasta online. Era algo que ya teníamos previsto hacer, pero que la pandemia, como ocurre con otros negocios, acelera el proceso.

En una empresa como Seresco y con la apuesta actual por ese teletrabajo, ¿se están adoptando estas medidas en la plantilla? ¿Están desarollando ustedes sistemas de apoyo a empresas para poder enviar a sus plantillas a casa?

Nosotros como compañía ya teníamos establecido teletrabajo y parte de la plantilla estaba teletrabajando, y lo que ha hecho la pandemia ha sido, por exigencias, por seguridad, primero por seguridad en los servicios que damos a nuestros clientes y por seguridad de nuestros empleados hemos tenido que expandir al 100% el teletrabajo. En pandemia hemos estado el 100% del personal en teletrabajo, excepto aquellas personas que por razones físicas tenían que estar 'in situ' solucionando problemas, por hospitales de Asturias, por centros educativos, por centros de emergencias, hemos tenido que estar 'in situ' soportando esas instalaciones y, ahora mismo, en la situación actual, tenemos un sistema de teletrabajo que cubre hasta el 65% de la jornada mensual de cada trabajador.
Manuel Ángel Busto, Director General de Seresco, entrevistado en TPA

Además, un poco repitiendo lo de antes, hemos tenido mucha demanda por parte de empresas cliente y empresas, incluso, que no lo eran, pero que acudían en auxilio para que montásemos infraestructura y equipamiento para que sus empleados pudiesen teletrabajar. Es un hecho que se venía incorporando a la empresas, pero que esta situación ha sido un gran acelerador.

Entre los servicios que ofrece Seresco están esas soluciones de software. Nos contaba hace un momento que se ha hecho este fin de semana la primera subasta online a través de esa aplicación que han creado recientemente, VayaVaca.com, de la que ya hablamos en RTPA, que es una solución para las ferias de ganado, para esas subastas.¿Cuenta Seresco con alguna iniciativa semejante orientada al sector agrícola?

Bueno, esa herramienta no solo permite hacer subastas como la que hemos hecho, y ya tenemos contratadas otras diez subastas en mercados de distintos puntos geográficos del país, sino que también permite de forma diaria y de forma permanente en tiempo real hacer cualquier transacción de ganado entre un comprador y un vendedor. Un señor desde su granja puede estar vendiendo vacas y comprándoselas a alguien a 'X' KM de distancia sin acudir a un mercado físico. No solo es para subastas, sino también para una compra venta de ganado.

Además, desde hace tiempo tenemos una aplicación que llamamos Cultiva Decisiones, que es una plataforma con la cual los agricultores tiene datos de humedad, de cultivo, de maduración del cultivo... y, en tiempo real, tiene datos de meteorología, de necesidad de fertilizantes... de todas sus explotaciones agrícolas. Es algo que está funcionando, por ejemplo, en algunas explotaciones de kiwi en Asturias, de viñedos en Galicia, en la zona de La Rioja, en Andalucía... y que entendemos que es algo que va a desarrollarse mucho a futuro.

El campo, aunque para algunos pensemos, que en el campo no hay digitalización, los jóvenes agricultores, la ampliación de la dimensión de las explotaciones, y los nuevos sistemas de trabajo en el campo, están haciendo que haya una gran implicación en la tecnificación de estas explotaciones.

¿Qué opina de la tan nombrada últimamente agilidad de la Administración? Ustedes trabajan con entidades públicas en diferentes soluciones software, ¿cree que la ya nombrada digitalización lograría esa agilidad?

En la Administraciópn, como en cualquier entidad, el grado de digitalización, o ahora llamada transformación digital, no solo es de la Adminisitración, es de las empresas, las grandes empresas están muy digitalizadas, las pequeñas, bastante menos.Es un riesgo por lo que podríamos decir doble velocidad, es decir, si queremos que la economía evolucione, no solo se tienen que enriquecer las grandes; las pequeñas, alguien que subcontratan tiene que acompañarles. Y eso mismo pasa en la Administración.

La Administración Pública española, tanto la estatal, la autonómica como la local, no es una Administración, en global, que esté por debajo de los niveles de mecanización de Europa. De hecho, tanto la Agencia Tributaria como la Seguridad Social, son modelos europeos de eficiencia en la digitalización y en la comunicación desde el punto de vista digital. Asturias, nuestra Comunidad Autónoma, no está por debajo de otras comunidades autónomas, y, evidentemente, en la Administración Autonómica, como en las empresas, esto tiene que ser una palanca para que una amenaza como ha sido esta -yendo un poco al viejo gráfico del DAFO- esta amenaza no contemplada, que ha puesto en evidencia nuestras debilidades, tiene que hacernos tomar decisiones para que cuando esto vuelva a ocurrir, o cosas parecidas, nos pille con infraestructura que nos permita soportar mejor estas situaciones.

También hace escasas semanas han firmado con la Universidad de Oviedo una colaboración a través de una cátedra específica.¿Es una apuesta con voluntad de crecer? ¿Cuál cree usted que es la relevancia de unir Universidad e investigación con el mundo empresarial?

Nosotros con este convenio, y otro tipo de convenios, de otra tipología, que tenemos con determinados departamentos de la Universidad, lo único que tratan es de reunir el valor, ese famoso mantra de colaboración Universidad-Empresa. Hay que pasar de la teoría a la práctica, y nosotros con este paso lo que queremos es poner en valor que eso es una necesidad en la universidad asturiana.

En el ámbito que se mueve Seresco, que es el tecnológico y el de gestión, tanto sus facultades de Económicas, como las tecnológicas de Informática e Ingeniería, tienen un altísimo nivel, y es evidente que nosotros como empresa y el tejido industrial asturiano necesita ese acercamiento, y con fórmulas como esta que nosotros acabamos de establecer, además, prorrogar o especializar lo que puede ser la formación académica que reciben en las aulas. Es absolutamente prioritario que nos demos cuenta que eso forma parte de una cadena de valor y nosotros con esto lo que pretendemos es formar a los alumnos en herramientas que van a encontrar en las empresas y también, en este caso, facilitar que la Facultad de Económicas tenga un reconocimiento internacional. Pero, más allá de reconocimientos o de teorías, insisto, hay que pasar a la acción, y, por lo tanto, establecer acuerdos que permitan esa colaboración universidad-empresa.Seresco ha apostado y apostará por ello.

Es una mezcla de decisiones y de acciones. De fortalecer servicios actuales, porque hay que fortalecerlos y ponerlos más en valor, y, a la vez, mirar hacia el futuro porque debemos de mirar al futuro. Esta crisis pasará y hay que buscar posición para atar ese futuro